viernes, 11 de mayo de 2007

Leyendas urbanas sobre robos de coches


Ante el temor que todos tenemos a que nos roben el coche , han surgido y surgen avisos sobre "modus operandi" de ladrones.

AVISO DE LA GUARDIA CIVIL Y DEL RACC
>>
>> A tener en cuenta:
>>
>> Robo de coches:
>>
>> Nuevo procedimiento. Lee esto y envíalo a quien creas
>>conveniente. Imagina que vas a retirar tu coche que has dejado
>>estacionado; abres la puerta, entras, pones el seguro a las
>>puertas, enciendes el motor y pones la marcha atrás. ¿No lo haces
>>siempre así?.
>>
>> Miras a la ventana de atrás por el espejo retrovisor y observas
>>una hoja de papel grande pegada a la luna posterior.
>>
>> Entonces pones la palanca en punto muerto, abres tu puerta y
>>bajas del coche para retirar el papel (o lo que sea) que te
>>obstruye la visión.
>>
>> Cuando llegas a la parte posterior, aparece el ladrón de la nada,
>>entra y se larga con tu automóvil - tu motor estaba encendido, tu
>>maletín, bolso o cartera estaban dentro - y prácticamente te
>>arrolla en su huida.
>>
>> ESTA ES UNA NUEVA MODALIDAD, SI VES UN PAPEL POR EL RETROVISOR,
>>¡NO TE BAJES!
>>
>> Lárgate, puedes retirar el papel de la ventana más adelante, y
>>agradecerás haber recibido este correo....y envíalo a tus
>>amigos.....Esto no es una cadena......es un servicio amistoso.

------------------------------------------------------------------------

Contaré otras 2 de las que no dispongo del texto:

La primera trataba de que había una mafia de limpiaparabrisas que se dedicaban a limpiarte el cristal y cuando se acercaban a que les pagaras hacian que se cayera dentro la moneda y mientras tu la recojias ellos al tener la ventanilla abierta cojian lo primero que tuvieran a mano ( movil, ...)
( esta es algo estúpida porque a saber que iban a cojer por la ventanilla del conductor).

La segunda me gustó más: Un señor enviaba una carta diciendo que el había parado a repostar y se le acercó un joven que le ofrecía limpiarle los cristales.
Los dejó más sucios que antes( algo lógico que siempre pasa)y el limpiador echó la culpa a que había grasilla dentro.
Después se ofreció a limpiarlo por dentro.
Hasta ahí todo normal, pero cuando el conductor arrancó , notó que se quedaba dormido.
Llamó a un amigo para que viniera urgente. Al poco se detuvo porque no podía continuar.
Vió acercarse a un coche, de ahi salieron varias personas entre las que reconoció al que había limpiado los cristales. Menos mal que apareció el amigo ( eso si es rapidez) y pudo evitar que le robaran el coche, por eso el conductor avisaba para que nadie se fiara cuando le fueran a limpiar el parabrisas.

2 comentarios:

Carlos Escamilla dijo...

aire acondicionado
calderas de gas
reformas madrid
reformas

Leyendas Urbanas dijo...

Hay robos de verdad tan increibles que es logico que algunas de estas leyendas se basen en cosas de verdad.