lunes, 28 de mayo de 2007

Mito sobre estatuas equestres


Ya cuando era joven oí que las estatuas ecuestres que había en ciertas ciudades tenían una curiosidad, definir según las piernas del caballo que había levantadas como había muerto ( o vivido) el homenajeado en la estatua.

Se decía que si tenía una pierna levantada el caballo, el personaje había sido herido en batalla ( pero no muerto, aunque pudiera haber muerto después por las heridas de guerra).
Si tenía dos patas levantadas, habría muerto en combate.
Si todas las patas estaban abajo, es que el personaje no habría sido herido ni muerto en batalla.

Es gracioso que aún cierta gente la de como cierta en blogs como este:


Aunque a veces pueden darse ejemplos que cumplan la regla hay también muchisimos que no como estos:

Simón Bolivar (Estatua en Virginia) :Una pata arriba, murió de enfermedad, tuberculosis.

George Washington( Washington): Una pata levantada, tampoco fue herido en batalla.

General Casimir Pulaski: Una pata levantada, murió en batalla.

General McCLELLAN: Una pata levantada, muerte natural.

Otros ejemplos en :

2 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

El ejemplo de Simón Bolívar es confuso: Aunque murió de enfermedad, sí fue herido en batalla. Cuando me citas esta leyenda, yo me voy a la Plaza de Oriente de Madrid, donde hay una magnífica estacua del Rey Felipe IV, que nunca fue herido por nada, ya que ni le olían en las batallas, y murió en su camita.

El caballo tiene las dos patas delanteras levantadas.

Carlos Escamilla dijo...

aire acondicionado
calderas de gas
reformas madrid
reformas